Cuándo y cómo premiar a un perro


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
premio para perro de hueso

Si mi perro hace algo correctamente, ¿tengo que premiarlo siempre? Es una de nuestra grandes dudas como dueños, junto con darle a nuestras mascotas casi cualquier cosa como premio cada vez que hacen algo bien o simplemente, nos agrada. Y depende del caso. Hay que valorar cada situación y saber cuándo y de qué manera debemos decirle a nuestro perro “lo has hecho bien” para que él entienda un “debo seguir por ese camino”.

Esta pregunta va acompañada de muchas respuestas, tanto positivas como negativas, y puede depender de a quién le preguntes. Por ejemplo, los expertos están de acuerdo en que el mejor método de capacitación es a través del refuerzo positivo. ¿Pero qué significa eso exactamente? ¿Debería utilizar alimentos y golosinas para adiestrar a su perro? ¿O no?

Qué es el refuerzo positivo

“El entrenamiento de refuerzo positivo utiliza elogios y/o golosinas para recompensar a su perro por hacer algo que usted quiere que haga. Debido a que la recompensa lo hace más propenso a repetir el comportamiento, el refuerzo positivo es una de sus herramientas más poderosas para moldear o cambiar el comportamiento de su perro”

El uso de “y/o” en la definición deja su explicación abierta a cierta interpretación. Por lo tanto, el uso de alimentos y golosinas para adiestrar a su perro dependerá de las circunstancias. Y, con un aumento significativo en la población actual de obesidad de mascotas, también dependería del animal.

La regla basica para premiar a un perro es tener claro que el premio se consigue por un esfuerzo o buen comportamiento. Y al mismo tiempo, no en todas las ocasiones podemos premiar a nuestro perro por haber hecho algo positivo, ya que podría crear un efecto adverso en su entendimiento y acostumbrarse a recibir premio por cualquier acción que haga, con lo que nuestra técnica de adiestramiento fracasaría más de una vez, ya que, al fín y al cabo, los premios son una potente herramienta para educar a nuestro perro.

Alimentos y golosinas para entrenar a tu perro – Los pros y los contras

Primero, veamos algunos pros y contras de los alimentos y los usos como un método de entrenamiento:

  • RESPUESTA: Probablemente obtendrá una respuesta muy positiva cuando utilice golosinas para recompensar a su mascota por su buen comportamiento o como incentivo para seguir órdenes durante el entrenamiento de obediencia. Especialmente cuando se utiliza para cachorros durante estos importantes años de formación, esta puede ser una de las pocas maneras de conseguir y mantener su atención.
  • REPULSO: Pero no olvide los recientes titulares sobre el envenenamiento de mascotas, especialmente las golosinas importadas del extranjero, que se dice que han contribuido a más de mil muertes caninas. Asegúrese de leer los ingredientes cuidadosamente y considere alternativas más saludables tales como golosinas caseras donde usted es responsable de todos los ingredientes.
  • DEPENDENCIA: Si usted utiliza golosinas, y sólo las trata como una recompensa, puede suceder que su cachorro siempre quiera una sabrosa recompensa por un trabajo bien hecho o un comportamiento aceptable.
  • ACEPTACIÓN: Si va a usar golosinas como parte de su régimen de entrenamiento, asegúrese de incluir refuerzos positivos a través del afecto y los elogios.
  • RECOMPENSA: Recompensar a un animal con comida crea una conexión positiva con ellos que puede hacer que el entrenamiento de obediencia sea mucho más fácil.
  • RESPETO: Pero, no exige respeto de ellos y puede, en última instancia, disuadir de la vinculación y el proceso de formación.

Diferenciación de las técnicas de adiestramiento con premios

Aquí es importante entender la diferencia entre usar la comida como soborno, como señuelo o como recompensa:

  • Soborno: Si tu cuelgas una golosina delante de tu cachorro, entonces déle a tu perro una orden y la tarea estará cumplida, tu lo estás sobornando para que se comporten de la manera deseada.
  • Señuelo: Al presentar la comida primero para atraer a tu perro a hacer algo, como venir cuando se les llama, tu lo estás atrayendo hacia ti y no entrenándolos para realizar esa tarea.
  • Recompensa: Por lo tanto, si pones la comida primero como soborno o la usas como señuelo, te arriesgas a que actúen sólo por la comida y no respondan a la orden.

Qué premios hay que evitar y por qué

Es una cuestión en la que insistiremos bastante respecto al tema. No se deben emplear como premios comida humana, en el sentido de que debemos ser más inteligentes y poder aprovechar las ocasiones para reforzar la salud del animal cuando tengamos que premiarlo. Evitaremos a toda costa los alimentos o potenciales premios menos “naturales”, tipo patatas fritas, pan o bollería industrial. Y cuando digo naturales me refiero al hecho de que un perro, por su naturaleza, no podría conseguir, como por el contrario, sí un trozo de carne.

De cualquier manera, tenemos que educar al perro en cuestiones de alimentación. Debe saber diferenciar cuál es su comida y cuál es la comida del dueño, dónde está su lugar y cuáles son sus horarios (temas que trataremos en profundidad en sucesivos posts). Los premios de perro están específicamente diseñados por los fabricantes, con distintos aromas, sabores, texturas y usos, ya que no es lo mismo un snack que un hueso para morder.

Los mejores Premios y Snaks para mi perro

Estos son algunos de los mejores PREMIOS que podemos darle a nuestro perro SI SE LO MERECE !! 😉

Superventas nº. 3
Purina Friskies Bon Bacon Snacks para perro 120 g
  • Friskies Bon Bacon es un sabroso snack con aroma a bacon que encantará a tu perro
  • Sin colorantes, aromatizantes o conservantes artificiales añadidos.
  • Contiene Omega 3 & 6 que ayudan a mantener una piel saludable y un pelaje brillante
  • Enriquecido con vitaminas que ayudan a mantener unos buenos niveles de salud y energía
  • Bajo contenido en grasas

La ocasión perfecta para premiar

La mejor ocasión para premiar al perro es inmediatamente después de hacer lo que tú quieres que haga. Debe memorizar que su acción o conducta es correcta durante el proceso de entrenamiento, y debe entender a la perfección que es correcta porque tú, que eres su dueño, quieres que sea así, ahora y de esa manera. Si premias al perro unos segundos o minutos antes o después de su acción o comportamiento el perro se olvidará de lo que ha hecho, prestando atención a otros estímulos, como por ejemplo, su propia hambre natural o incluso una mosca, resultando en vano nuestra técnica para hablar con el perro y conseguir que nos entienda y obedezca.Una característica vital de los perros es que viven muy en el momento. Prestan atención al máximo detalle y en ello focalizan toda su concentración momentánea, que puede romperse con cualquier otro estímulo. No tienen la noción de lo que es pasado ni de lo que es futuro, sino del instante presente en base a su propio mecanismo de condicionamiento clásico. Junto a los primeros premios al aprender una acción, el premio debe completarse con caricias y mimos por parte del dueño, con un cariño especial con el que el perro entienda que no sólo se merece una recompensa, sino que estás de acuerdo con él y lo que ha hecho.

Los premios también deben repetirse en el tiempo cuando se ejecuta una acción correcta, a modo de “recordatorio”. Cuando pasa un tiempo en un aprendizaje asentado, se premia con comida al perro con menos frecuencia y más con cariños y caricias, gestos del dueño que transmiten esa sensación de haber actuado correctamente.

6 Comentarios

  1. martapereira
  2. Eduardo
  3. lisadia
  4. technoblue
  5. agusbl
  6. santos2004

Déjanos una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *