Pastor Alemán: Un compañero valiente y fiel


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
raza pastor aleman

Fidelidad, seriedad, vitalidad y fuerza son sólo algunos de los atributos que definen una de las razas perrunas por excelencia: el Pastor Alemán, para mí, un fiel y valiente compañero. Es, probablemente, uno de los canes más avanzados dentro de la especie canina, y es que su inteligencia es uno de los grandes factores que han llevado a esta preciada raza a la fama mundial. No sé si podríamos calificarlo como el delfín de los perros, pero no existe un solo Pastor Alemán que deje indiferente a nadie.

¿Genética o naturaleza? ¿Cuáles son las claves del Pastor Alemán? Pues especialmente curioso es conocer que el origen de esta especie es relativamente cercano en el tiempo. El Pastor Alemán siembra raíces en 1882, como no podía ser de otra manera, en Alemania. Allí se inició un programa de crianza especial para proteger a los carneros de los lobos. La propuesta fue cruzar dos razas pastoras, Turingia y Württemberg, cuyo fruto es lo que hoy conocemos como Pastor Alemán. Y aunque suene chocante, viendo que el experimento era interesante, años más tarde se seleccionaron las mejores crías de este nuevo cruce para perfeccionar la raza, consiguiendo exponenciales mejoras en psique y aspecto físico.

Pastor Alemán: Un compañero valiente y fiel. El Delfín de los caninos. Haga clic para Tweet

Este es el origen del Pastor Alemán que conocemos hoy en día. Su meditada concepción desde un principio constituye las bases de una raza sólida para una especie animal tan variada como los perros. Estas características le han permitido al Pastor Alemán “profesionalizarse” incluso, es decir, acceder a sectores y trabajos que no están a la altura de cualquier perro, e incluso, de cualquier humano.

Fortaleza y gran físico. ¿Cómo son los pastores alemanes?

pastor aleman cara

Un Pastor Alemán es, ante todo, un perro seguro de sí mismo. De espíritu joven, inquieto pero sereno (que no nervioso) es fácilmente identificable por su posición de observación (orejas en vertical, mirando fijamente a un punto y con la boca abierta). Su aspecto físico suele ser negro mezclado con líneas color café y terminaciones color fuego. Su pelo duro y firme los protege eficazmente del frío, aunque dependiendo de la variedad de la raza o el cruce, podemos encontrarnos con pastores con mayor o menor pelo. Normalmente suelen tener un volumen medio.

Miden en torno a unos 60 cm de altura y son ligeramente alargados. Es un perro delgado y musculoso. Su poco peso (unos 35-40 Kg en los machos, y en torno a 25 Kg en las hembras) les permite desarrollar una de sus grandes habilidades físicas: correr y perseguir un objeto. Por otra parte no suele ser un perro excesivamente cariñoso, en el sentido de que le gusta que le acaricien lo justo y no solicita demasiado el cariño de su dueño, si no más bien, actividad por parte del dueño: correr, jugar con él, etc.

Inteligente, ávido y rápido. ¿El delfín de los perros?

perro jugando con balon

Como ya hemos comentado, la inteligencia y avidez son los ragos definitorios de esta estupenda raza. Seriedad en el carácter, obediencia y fidelidad a su dueño con máximas de su comportamiento en cualquier momento. Además, el Pastor Alemán reúne una afinación única de sus sentidos, que combinado con su tipo de carácter permite ser una raza fácilmente adiestrable. Podríamos decir que es un perro profesional, puesto que el Pastor Alemán es capaz de salvar vidas, detectar cosas difícilmente detectables y guiar personas en la vida diaria. Es un fiel acompañante de bomberos, policías y ciegos que nunca falla a sus dueños.

Los Pastores Alemanes presentan pocos problemas en su vida gracias a su resistencia, pero es una raza especialmente vulnerable a dos afecciones: el moquillo y la disfunción del páncreas y displasia de cadera. Visitas regulares al veterinario, junto con una buena alimentación y cuidados asegurarán que nuestro perro esté sano. Por último, apuntar que este es un perro que está diseñado para vivir en el exterior, no es un perro de ciudad. Su hábitat natural es el campo, necesita correr y mantener activa toda su musculatura. Si eres una persona deportiva, que te gusta correr, hacer excursiones o cualquier cosa que no sea quedarte en casa, un Pastor Alemán puede ser el más fiel acompañante

5 Comentarios

  1. Jesus Leon
    • Juan Polo
  2. Audrey
  3. Mare
  4. Carol Flores

Déjanos una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *