Alaskan Malamute, fidelidad, fuerza y resistencia nórdica bajo cero


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
alaska malamute raza

Siguiendo con nuestra línea invernal en las razas de perros. Hace poco descubrimos cómo era el perro de las nieves, el Husky Siberiano y en esta ocasión nos centraremos en el Alaskan Malamute, o Malamute de Alaska en su traducción al español. Visualmente son perros muy parecidos, pero guardan ciertas diferencias tanto físicas como aspectuales e incluso psicológicas que diferencian ambos clanes.

Estos perros fueron criados por una tribu esquimal de Alaska llamada mahlemiut hace mucho tiempo, y de ahí procede el nombre de la raza. Allí eran perros famosos por su belleza, su resistencia y su fuerza, cualidades que poco tiempo más tarde aprovecharon los esquimales para realizar expediciones al círculo polar, y posteriormente, los Malamutes fueron utilizados para el rescate de heridos durante la Segunda Guerra Mundial.

Cualidades de la raza: ¿Cómo son los Malamutes?

alaska en nieve

Como perros de trineos que son, los Malamutes son aparentemente imponentes, potentes, con mucha fuerza y resistencia, y una marcada musculatura escondida bajo su tupido pelaje. Capaces de cargar hasta 20 Kg durante decenas de kilómetros sin parar de correr, podríamos considerarlos como una raza gigante acostumbrada a vivir entre nieve, con una fuerte descendencia del lobo, y que naturalmente ha sabido desarrollar unas características especiales. Una de las que más me sorprenden es su pelaje.

Bajo ese tupido y precioso traje de pelo gris y blanco, se encuentran varias partes. Una primera capa externa espesa y áspera, que se asienta sobre otra capa interior pegada a la piel, aceitosa y lanuda que protege el organismo de los Malamutes del frío extremo creando una parte de ese equilibrio corporal que tanta energía les brinda. El pelaje de estos perros es de una gran calidad y a diferencia de otras razas, cuando se les moja no se reduce drásticamente su tamaño, sino que se mantienen relativamente con el mismo volumen de pelo que cuando están secos.

Fuerza, belleza y cariño: Las ventajas de tener un Malamute

alaska jugando

Una de las primeras cosas que por las que los Malamutes llaman la atención es porque son una raza visualmente muy atractiva. Los hay de distintas tonalidades, al igual que los Huskies Siberianos aunque predomina los grises lobo mezclado con blanco, los rojizos fuego y no hace mucho han descubierto que también existen Malamutes completamente blancos, para camuflarse de forma completa entre la nieve y atrapar a sus presas.

Aunque tienen un comportamiento poco diferente del lobo, en contra de la cultura popular, hay que decir que los Malamutes son afables, juguetones, activos y muy fieles a sus dueños. Es un perro tranquilo pero activo y muy humano, que necesita estar en contacto constante con su familia (sea canina o humana), lo que también les hace muy adecuados para el trato con niños. Además, debido a su propia constitución no necesitan demasiada comida como otras razas gigantes porque sus necesidades metabólicas son menores. También son perros muy limpios, que no desprenden olor ni siquiera cuando están mojados.

los Malamutes son afables, juguetones, activos y muy fieles a sus dueños Haga clic para Tweet

Son ideales para personas activas, que salen a la calle, hacen actividades deportivas o hacen frecuentes escapadas al campo. Si vives entre montañas y lo tuyo es la nieve, el Alaskan Malamute es sin duda alguna tu compañero ideal.

Fuerte carácter y autoridad incuestionable: Los inconvenientes de los Malamutes

alaska malamute

Sin embargo, este carácter activo de los Malamutes no es tan bonito como parece. Deberás tener muy en cuenta que son perros que por su procedencia esquimal no les gusta nada ni sentirse encerrados, ni sentirse solos. Necesitan una dosis especial de cariño y afecto por parte de toda la familia. Su carácter también tiene una doble cara: Si el Malamute está bien educado, es amable con todo lo que le rodea, sea animal o persona… hasta el punto en el que se cuestiona su autoridad. Su personalidad es muy dominante y siempre deben sentir que son ellos quien tienen el control de la situación, sea la que sea. No soportan que alguien les cuestione su autoridad en ningún lugar.

La educación desde cachorros es vital en esta raza. Para dominar ese profundo carácter dominante necesitan ser educados desde bien temprano de forma seria y constante, nunca permitirles educarse a su libre albedrío o se volverán bastante poco tratables y algo salvajes. Para ello, hay que insistir cuanto antes en el cariño familiar y en la socialicación con todos los animales posibles: otros perros, gatos, patos, caballos, y conseguir que no los vean como rivales.

Si no te consideras una persona activa, el Malamute no es tu perro. Tiene que fogar, hacer ejercicio de forma regular y no olvidar su procedencia natural. No sirven como perros protectores, pese a tener una agresiva apariencia. Los esquimales los educaron para vivir con ellos y ser agradables frente a los humanos, no para tratarlos como rivales. Por último, destacar que mudan pelaje dos veces al año y acostumbrado al trabajo que ahorrarás durante el resto de meses en cuidados de pelo… alucinarás cuando el perro lo cambie entero.

3 Comentarios

  1. pulsar123
  2. pati
    • escosadeperros

Déjanos una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *