Seleccionar al perro adecuado, clave para una adopción exitosa


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
perro cachorro

Los animales de los centros de acogida se encuentran allí de paso, a la espera de encontrar su hogar definitivo y todos y cada uno de ellos tienen derecho a esa segunda oportunidad.

En el momento en que el potencial adoptante se presenta en el centro, será atendido por un trabajador o voluntario cuya misión será entregar el animal más adecuado para esa persona. Lo más importante es que perro y dueño se compenetren para garantizar que la adopción sea todo un éxito.

Lo normal es que, una vez que nos hemos decidido por la adopción, tengamos una idea predeterminada sobre el perro que deseamos. Incluso puede que gracias a la página web del centro al que vamos a acudir hasta tengamos elegida a nuestra nueva mascota. Sin embargo, debemos atender los consejos que nos den los profesionales pues conocen a la perfección a cada animal y sus necesidades.

Es cierto que hay unas cuestiones básicas que deberíamos plantearnos quizá antes de efectuar nuestra elección pero también es bueno mantener la mente abierta hasta que podamos conocer personalmente a los perros que tenemos oportunidad de adoptar.

Cachorro o adulto

Es casi lo primero que debemos decidir. Cierto que los cachorros son adorables y seguro que la mayoría optaríamos por ellos pero sus necesidades son mayores. Requieren mucho tiempo y esfuerzo pero, por el contrario, ver crecer a una mascota hasta que se convierte en adulta es una gran experiencia.

Un perro adulto es una opción más cómoda a pesar de que, desgraciadamente, existen muchos perjuicios hacia ellos. Sin embargo, lo cierto es que se habitúan mucho más rápido a una familia y ya poseen cierta educación. Además, no requieren una atención constante y no nos desbordarán con su energía como lo haría un cachorro. Aportan el mismo cariño y compañía sin obligarnos a seguir un ritmo frenético.

Raza o cruce

La diferencia que existe entre un perro de raza y uno mestizo es que los primero, al descender de miembros de una misma raza, tienen un estándar específico. Esto quiere decir que, al adquirir un cachorro de raza, sabremos con casi total seguridad cómo será físicamente al alcanzar la madurez y tendremos una idea de su carácter.

Por su parte, en los perros mestizos o provenientes de cruces, no tendremos esa seguridad de saber cómo serán físicamente aunque podremos hacernos una idea aproximada. Sin embargo, a su favor cuentan con una mejor salud y temperamento.

Pero, independientemente de si es de raza o no, todo perro será un compañero leal que nos aportará un amor incondicional. Por eso, a la hora de elegir, no debemos dejarnos llevar por la apariencia sino por una personalidad que se adapte a nuestro modo de vida.

perros jugando

Macho o hembra

Aunque lo más habitual es que nos entreguen a nuestro perro esterilizado, por lo que no debemos preocuparnos por embarazos no deseados, hay ciertas diferencias entre los machos y las hembras.

Lo normal es que los machos sean más dominantes y posean una mayor confianza en sí mismos mientras que las hembras son más cariñosas y más hogareñas. Sin embargo, toda regla tiene su excepción máxime cuando la esterilización hace que el deseo de los machos de escapar o pelearse o el celo en las hembras y sus consecuencias desaparezcan, por lo que es muy importante conocer la personalidad de cada animal independientemente del sexo.

Y, antes de tomar ninguna decisión, es muy importante plantear todas las dudas que surjan acerca de las necesidades del animal, su historia, su forma de relacionarse con las personas, su estado de salud… Todo lo que te parezca importante para conocer al máximo al que será tu compañero durante muchos años.

3 Comentarios

  1. Delgado
  2. Pati
  3. Pulsar123

Déjanos una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *