El ejercicio y el aprendizaje, dos beneficios del juego en los perros


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
perro haciendo ejercicio

Seguro que lo hemos escuchado más de una vez: el juego en los perros es esencial. Y en realidad es completamente cierto, el juego ayuda a los perros a hacer ejercicio, a socializarse, a desarrollar sus instintos y también a aprender.

El juego debería ser un hábito que deberíamos adoptar desde que tenemos a nuestro perro los primeros días. Es más que una forma de interactuar con él y también, es conveniente que se convierta en una rutina. Así, los perros aprenden, se estabilizan y fortalecen su relación con otros perros y con las personas.

Aunque pensamos que en la edad joven, cuando aún son cachorros es cuando únicamente quieren jugar nos equivocamos. En la etapa de desarrollo y crecimiento es esencial, buscan constantemente jugar como forma de desarrollarse, y es básico para para proporcionarles estímulo físico y mental. Pero también, a lo largo de toda su vida mantener una actividad que los mantenga en forma a través del juego también les ayudará enormemente.

perro saltando

El ejercicio del perro a través del juego

Desde cachorros, el ejercicio es vital para su desarrollo. La inactividad no es nada buena, puesto que da lugar a comportamientos molestos (ladran, muerden y son menos sociables), así que un juego sencillo, les ayuda a convertirse en perros adultos, con la mente ágil y el cuerpo en forma para el crecimiento.

Además, la realización de actividades les ayuda descubrir sus capacidades físicas, a desarrollar sus instintos y también a comportarse de forma más equilibrada. Especialmente en aquellos más activos, una buena dosis de ejercicio diario, que puede ir desde el simple paseo largo a lanzarle una pelota, les ayudará a quemar energías, lo que dará como consecuencia un comportamiento equilibrado.

Desde cachorros, el ejercicio es vital para su desarrollo. Haga clic para Tweet

El juego como método de aprendizaje en el perro

Otro de los beneficios más importantes que se obtiene del juego es el aprendizaje. Es la forma en la que más fácilmente lograremos que aprendan conductas. Aunque siempre es importante que el dueño sea el que marque las reglas, que indique cuando se juega y cuando se para y, por supuesto, el hacerle ver quien es el manda. Esto es, si es dominante se le demuestra quedándose con el juguete e impidiéndole demostrar su poderío, aunque sin llegar a aburrirlo. Si por el contrario es un perro sumiso y tímido, dejarle ganar, consiguiendo la pelota, la cuerda o el objeto que utilicemos, le reforzará su autoestima y se sentirá más seguro y feliz.

El juego cotidiano nos será de gran ayuda para enseñarle a nuestro perro a obedecer, a que aprenda las órdenes básicas, a conocer quién es el líder. Es la forma divertida que tienen de asumir comportamientos. No olvidemos que independientemente de la raza y el tamaño, a todos los perros les gustan los juegos en los que ponen en práctica sus instintos: olfatear, rastrear, atrapar…

Por último reseñar, que un perro bien alimentado que ha vivido con ejercicios diarios y juegos será más sano, envejecerá mucho mejor, evitando dolencias y serán mucho más felices. Así que no nos olvidemos de jugar con nuestro perro cada día y ofrecerle la oportunidad de pasar un buen rato haciendo ejercicio y divirtiéndose.

5 Comentarios

  1. Delgado
  2. Grace
    • escosadeperros
  3. pochocha
    • escosadeperros

Déjanos una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *