Almohadillas plantares, afecciones comunes en los pies del perro


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
almohadilla perro

Los pies del perro son especialmente delicados, pese a que pueda parecernos una de las partes de su cuerpo más duras y resistentes. Debemos prestar especial atención a ellos, puesto que son su punto de apoyo diario y las almohadillas plantares requieren de un cuidado y una atención que nuestro perro agradecerá siempre. Si por ejemplo tenemos un perro que vive con nosotros en un piso en la ciudad, debemos ser conscientes de que prácticamente vive pisando una alfombra: el suelo de mármol, la acera de la calle, el asfalto… en el momento en que salga de excursión con nosotros dejará de pisar esa alfombra y entrará el juego el desgaste del terreno natural: tierra, rocas, gravilla…

Botines especiales para perros

botines para perroEl calor, el frío, el agua, la nieve, la propia tierra, las plantas y sobre todo, los pinchos del suelo son agentes que dañan las almohadillas de nuestro perro de forma severa. Existen botines especiales y zapatos para perros que podemos utilizar en casos de excursiones por terrenos áridos, tema que hemos tratado en extensión en este otro post. Aquí veremos qué aspecto deben tener unas almohadillas sanas, de qué están compuestas y cómo repararlas o curarlas en caso de haber sufrido alguna afección.

Qué aspecto deben tener las almohadillas de nuestro perro

Deben ser ásperas, duras, normalmente oscuras y aunque con cierta elasticidad. Un aspecto sano no puede presentar grietas, pequeñas fisuras, partes de carne al aire, heridas ni puntos de sangre. Debemos prestar atención a la acumulación de pelo entre los dedos, especialmente en verano, cuando el perro suda bastante por esa zona, y a los pinchos y pequeñas piedras que pueden acumularse ahí. Tampoco debe haber barro o humedad, debe ser una zona seca, pero hidratada.

perro en los piesTener un perro en casa requiere de cuidados especiales, y uno de los más importantes es el cuidado plantar, totalmente unido a los paseos. Para ello las excursiones son ideales: una forma de ejercitarnos nosotros mismos y de mantener sano a nuestro perro. Las primeras veces sufrirá por estar acostumbrado al suelo de casa y las superficies poco abrasivas, pero a medida que salga con nosotros, su almohadilla se endurecerá y crecerá, haciéndose más fuerte y sólida. Al mismo tiempo, el contacto con el terreno hará que las uñas se limen de forma natural, tema muy importante que hemos tratado anteriormente en el blog.

Por otra parte, los perros más grandes no tienen por qué tener las almohadillas más grandes, ni los pequeños al contrario. Según estudios realizados en distintas especies animales, cuanto más grande sea un perro, más rígidas y duras tendrá las almohadillas, y al contrario cuanto más pequeño sea. Por lo tanto, deberemos prestar más atención a los pies de nuestro perro si es de una raza o cruce pequeño. También, al igual que en grandes animales, las razas gigantes suelen tener ligeramente más blandas las almohadillas traseras, hecho que les permite impulsarse hacia delante de una forma un poco más fácil y práctica en cada paso que dan.

huella de perro

Remedios para cuidar y reparar la planta de los pies

El primer síntoma de unas almohadillas dañadas serás que nuestro perro cojea o anda de forma extraña. En ese caso, revisamos lo antes posible las cuatro patas y podremos encontrarnos alguna de las siguientes afecciones:

  • Pinchos, pequeñas piedras: Los quitaremos lo antes posible y comprobaremos que no existe herida. En caso de haber herida, lavar con agua y jabón para desinfectar.
  • Nudos de pelo entre los dedos: Bastará con cortarlos con una tijera.
  • Irritación e hinchazón por caminar: Es normal en un perro acostumbrado a terrenos planos y lisos. No humedecer la zona constantemente (se lamerá por instinto) y aplicar con una gasa una solución cicatrizante hecha con agua tibia, un poco de vinagre y una pizca de sal, esperar a que seque y evitar que se lama.
  • Abrasión y quemaduras (por correr o por superficie caliente): Consultar al veterinario siempre, pero como medida preventiva podemos usar Betadine de forma moderada.
  • Grietas: Muchos dueños apuntan a que la crema antibiótica Blastoestimulina, aplicada en muy pequeña cantidad, funciona realmente bien y de forma rápida.
  • Planta excesivamente seca y agrietada: Consultar urgentemente al veterinario. Si además está levantada y las uñas crecen en exceso, podemos encontrarnos ante un caso de leishmaniasis.

No obstante, ante todos estos remedios prevalecerá la opinión particular de un veterinario y dependerá del caso y del estado de la planta del pie de nuestro perro. Es importante recordar que estas partes también se regeneran solas, y a medida que van sufriendo se endurecen por capas de células queratinizadas que van sustituyendo a la piel muerta.

9 Comentarios

  1. Manily
    • escosadeperros
      • Juan Sanchez
  2. Diorella
    • Juan Sanchez
  3. Cowy
  4. Juan Sanchez
  5. Lorena

Déjanos una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *